No más “Dunk Contests” para Aaron Gordon

Sin duda que el día sábado 15 de febrero era uno de los más esperado por los aficionados e incluso por los jugadores, ya que se realizaban los concursos de hundimientos, tiros de tres y habilidades, donde cada uno de los participantes mostró porqué estaban ahí. 

Bam Adebayo en un cierre emocionante ante Domantas Sabonis se dejó el primer triunfo de la noche en lo que fue el concurso de habilidades, logro imponerse ante muchas expectativas en un grupo donde luchaban por el gane Pascal Siakam, Spencer Dinwiddie, Patrick Beverley, Jayson Tatum, Khris Middleton y Derrick Rose, quienes mostraron sus habilidades, pero al final el jugador del Miami Heat fue quien se coronó campeón. 

Para la siguiente fase ocho eran los que buscaban dejarse el trofeo: Trae Young, Zach LaVine, Devonte Graham, Davis Bertans, Duncan Robinson, Joe Harris, Buddy Hield y Devin Brooker. Donde los favoritos en ganar según se escuchaba entre los aficionados eran Devin Brooker, el campeón en ese entonces Joe Harris y el local Zach Lavine, estos dos últimos quedaron eliminados en una sorpresiva primera ronda. 

Con la famosa “Money Ball” el segundo en coronarse campeón de la noche fue el escolta del equipo de Sacramento Buddy Hield, con la sorpresa que llegó a la final junto a Devin Brooker, quien en un inicio no estaba entre los participantes, pero debido a la lesión de Damian Lillard obtuvo un puesto y demostrando que era capaz de llegar a la final. 

Buddy Hield

El último concurso de la noche era el más esperados por todos, el famoso “Slam Dunk Contest” (la categoría de hundimientos), cuatro atletas listos y dispuestos a dar un show inolvidable, luchando al final por un mismo objetivo proclamarse campeón. 

El veterano de los Ángeles Lakers y ganador de la misma categoría en el 2008 Dwight Howard, el dos veces sub campeón Aaron Gordon, el joven y espectacular Derrick Jones Jr y el jugador de Milwaukee Bucks Pat Connaughton eran los responsables de brindarle al público un cierre único e inolvidable. 

Desde la primera ronda el show estuvo a flor de piel, con la participación de Connaughton que nos recordó la película “White Men Can’t Jump” y Howard que se vistió nuevamente de “Superman” pero en esta ocasión su capa tenía un detalle distinto y de mucho sentimiento, ya que el escudo fue remplazado por uno en honor a Kobe Bryant (q.e.p.d) que llevaba el número 24. 

A la final llegaron los dos favoritos Jones Jr y Gordon, regalando un espectáculo nunca antes visto, con algo de polémica al final, catalogado por los expertos como la mejor final del Slam Dunk Contest de la última década y además de revivir aquella batalla de Jordan contra Dominique Wilkins en el desaparecido Chicago Stadium, donde ganó el #23 a pesar de que en aquel entonces el triunfo se inclinaba hacia Wilkins. 

El último intento de los finalistas era el decisivo, Jones Jr después de una espectacular volcada fue calificado con una puntuación de 48 puntos, lo que obligaba a Gordon a superarlo para poder dejarse el trofeo, llevándolo a intentar convencer al Hall of Fame Shaquille O´Neil de ayudarlo en su último hundimiento pretendiendo saltarlo, recibiendo una mejor oferta por parte de Shaq que lo incitó a apoyarse en el novato de los Boston Celtics de 7.5 pies Tacko Fall. 

Ante la impresión del público al ver al imponente Fall, las expectativas crecían entre el ¿podrá? O ¿no podrá?, a lo que el jugador de Orlando Magic no defraudó y con un increíble salto logró hundir el balón con dos manos superando la altura de Tacko, después de esto todos espectadores del United Center daban por hecho quién era el ganador. 

En un jurado conformado por dos ex campeones de la NBA Dwayne Wade y el mítico Scottie Pippen, el actor Chadwick Boseman y la WNBA Candace Parker, solo esta última le otorgo la puntuación de 10 mientras que sus otros tres compañeros le otorgaron un siete dejándole la puntuación de 47 y coronando campeón al joven del Miami Heat Jones Jr. 

La reacción del público no se hizo esperar y con un abucheo general desaprobaron la decisión del jurado, desaprobación que también calo en el jugador de Orlando quien una vez más veía como un título de esta competencia se le iba de las manos cuando anunció que no participaría más em este tipo de competencias y alegando que él debería de tener dos títulos en su vitrina de Slam Dunk Contest. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *